Día 31 – 6 Del 11 / Cuento Urgente

Hoy nací

Un 6 de noviembre nací, en el tercer intento, sonriendo. A pesar de que buscaban un primer lloro de mí. Reía.

Creo que el día de hoy lo pasaré en mal estado en la cama y he decidido escribir un cuento urgente tumbado.

Nací para vivir todo.

Vivir/Asombrarse/Reír

Pero ya desde cuando nací fantaseaba con morir.
Como durante toda mi vida.
Como ahora.

De pequeño fantaseaba por igual morir o ser invisible.

Lo que no se si nunca he tenido necesidad, de morir.
Lo que no se si nunca he tenido razones, de morir.
¿Existe razón alguna para hacerlo?

Yo nací para vivir todo.
Pero fantaseaba con morir.

Y lo intentaba.
De pequeño cerraba los ojos fuerte y deseaba estar muerto cuando los abriera.
Aunque creo que nunca pensé que vería si abriera los ojos estando muerto.

Tomé decenas de café.
Conducía con los ojos cerrados.
Dormía con un cuchillo, por si al despertar.
Pensaba en pagar a un matador (pero me preocupaba Los nervios que tendría esperando la sorpresa)
Buceaba hasta la profundidad donde cogía impulso para salir y volver a respirar.
O podía tirarme a la vía del metro pero me gustaba más el autobús.

Porque me gusta vivir, asombrarme y reír.

Una historia de amor con la muerte que me acompañará hasta el final de mi vida.

Aunque mi cuerpo se ha “escarallado” (mi palabra aprendida en Galicia preferida) un poco. Y no lo controlo y se descontrola más.
Sin más.
Pero darle la vuelta tiene su tiempo y todo llegará.
Estoy en ello.

Y de momento cada noche al cerrar los ojos para dormir pienso que no volveré a despertar nunca más.

Pero despierto de nuevo.

Porque nací para vivir todo.

Y siempre con una sonrisa. Suerte de nacimiento.

Hoy nací.

fullsizerender45

Anuncios

Día 30 – Quiero Huir Una Vez Más

(Final del film inacabado en 1994 en Formentera “El Tiempo De Las Lagartijas”)

SEC. 110. EXT/INT. FORTALEZA. DIA.

María llega a la fortaleza, sube las escaleras y se esconde en el interior.
Mira las dos marionetas y cogidas por la cabeza las hace mover como si caminaran.

MARIA (imitando voz de Tano):
Es el tiempo de la fiesta, el amor, la libertad
y las risas. Es el Tiempo de las Lagartijas.

(SE OYE EL SONIDO DE ACERCARSE UN HELICOPTERO) Seguir leyendo “Día 30 – Quiero Huir Una Vez Más”

Día 29 – “Increscente” (Para Ti Que Hoy Cumples Años)

Invento el Increscente en el silencio de las calles del paraíso

“Despertares desencadenantes
divertidamente divagados
donde delimitan
dones divinos
diametralmente discordantes”

En el silencio de las calles del paraíso.
Silencios interrumpidos por sirenas.
Sirenas que siguen mojadas de los mares que trazan.
Con extrañas palabras que quizás no lo sean y que suenan como silbidos vibrantes en tono agudo y volumen increscente. Seguir leyendo “Día 29 – “Increscente” (Para Ti Que Hoy Cumples Años)”

Día 28 – Encerrado En Una Fisura

Hace días, semanas, incluso meses.

Que largos días que pasan tan veloces…

Hace un tiempo entré en una fisura.
No, no fue así.
Hace un tiempo una fisura entró en mí.
Y se cerró.
Y yo me quedé dentro.
Y sigo dentro.
Encerrado.

Los médicos lo miran pero no ven la forma de sacarme de esa fisura que ya se cerró.
Podría seguir los caminos que encuentro a mis espaldas. Puedo escoger entre venas, nervios, músculos, intestinos, pero no me apetece ninguno de ellos. Seguir leyendo “Día 28 – Encerrado En Una Fisura”

Día 27 – Magnicidio

Tras el largo pasillo una luz brillante

Desde el exterior de la villa del miedo he podido coger un pequeño avión para pocos pasajeros.
Está preparado para la salida de paracaidistas por la parte trasera del avión.

Viajo solo con una oronda persona, muy dorada toda ella ya que va cargado de oro en sus manos, en su cuello y donde haya cabida.

Al ir solo se ha sentado frente mío buscando conversación.

Es el gobernador de la ciudad que acabo de sufrir.

Seguir leyendo “Día 27 – Magnicidio”

Día 26 – La Ciudad De Los Pasillos Del Miedo

Me han llamado extranjero despectivamente.

La ciudad no tiene calles.
Tiene canales llenos de cocodrilos.

Las personas solo pueden cruzar las calles a través de unos pasillos y luego transitan por los pasillos interiores de los edificios.

Los pasillos que cruzan los canales son estrechos y con la barandilla baja.
Es fácil caer y todas las personas quieren ir por el centro y se apelotonan dándose codazos y sin importarles quien cae al canal. Siempre que no sea él el que caiga. Seguir leyendo “Día 26 – La Ciudad De Los Pasillos Del Miedo”

Día 25 – El Hombre Del Pozo

El hombre se baña cada día en el pozo.

El pozo está en las afueras de una casa deshabitada en la llanura cercana al bosque, en el altiplano del lugar. Es el típico pozo de pared redonda con polea y una cuerda para recoger el agua del fondo.
Es el único pozo sin propietario en muchos quilómetros a la redonda.

El hombre puede llegar en cualquier momento del día al pozo y con toda solemnidad se desviste. Y cada prenda la dobla pulidamente y la recoloca en el pie del pozo.
Una vez desnudo se ata la cuerda en la cintura y entra en el pozo. Seguir leyendo “Día 25 – El Hombre Del Pozo”