Día 4 – Él O Yo

Llevamos unas horas de camino el dromedario y yo por el desierto.
El dromedario está triste y no me atrevo a preguntar, pero ya son muchas horas de silencio.

– ¿todo va bien? – le pregunto
– Si, si… la arena está suave…
– No, tú, ¿tú te encuentras bien?
– Ah… – sabía desde el principio cual era mi pregunta – No, no estoy bien, ya hace un tiempo que no me encuentro bien. Me siento muy triste. Ensimismado. Abstraído. No me importa nada lo que pasa a mi alrededor. Desde hace meses que me siento viejo, he perdido la memoria, he perdido vocabulario, incluso tiemblo al hablar. Solo me enfado, cualquier caso me hace enfadar, respondo mal, nervioso. Y no me importaría morir….todo me da igual…
– Te entiendo… Seguir leyendo “Día 4 – Él O Yo”

Día 3 – El Dromedario Suicida

Llevo un buen rato bajando en el ascensor de casa de Rut y Rot, cada piso son metros y metros de altura.

Justo al llegar a la puerta de la calle me encuentro que todo es agua, es un canal de agua. Se acerca una tortuga nadando y le pregunto.

– Los días pares las calles se transforman en canales para que los habitantes marinos puedan disfrutar de su ciudad – me comenta – ¿quieres que te lleve?

Subido al caparazón recorremos canales. Un delfín nos ha pasado con una sonrisa. El cocodrilo que me empujo ayer me ha reconocido y se ha disculpado, llegaba tarde al trabajo. Seguir leyendo “Día 3 – El Dromedario Suicida”

Día 2 – Jirafas Y Otros Animales

Llevo horas y horas caminando entre la niebla roja. La niebla espesa que no me deja ver ni el suelo. No sé por dónde camino, tampoco lo siento en mis pies. Parece que camino suspendido en el aire.
Quizás ni siquiera me estoy moviendo, no sé. No lo sé. ¡No lo sé!

“No sé dónde mirar” – dice Monica Vitti en Il Deserto Rosso de Antonioni

Niebla espesa de un rojo que desvanece cuando empiezo a escuchar murmuro, ruidos, sonidos que se van acercando y que van consolidándose en palabras.

– Mira. Este no lo conozco de nada.
– A mí no me suena haberlo visto nunca por la ciudad Seguir leyendo “Día 2 – Jirafas Y Otros Animales”

El Planeta Y AP(Á)TIA

¡Ese es el viaje que voy a hacer! ¡A AP(Á)TIA!

En mi estado apático creo que lo mejor es marchar a buscar nuevas motivaciones. Buf, o quizás no, ¿para qué? O si, no sé.
De momento me motivaré a motivarme.
Ayer ya viví la rutina de mi zona y la zona de mi rutina.
Y perdí un sofá verde para dos.

Tengo mi bola delante. MI bola terráquea. El planeta rodante. El Mundo en mis manos.

Seguir leyendo “El Planeta Y AP(Á)TIA”

El Sofá Confortable Y La Canéfora

Canéfora – 1. f. En algunas fiestas de la Antigüedad, doncella que llevaba en la cabeza un canastillo con flores, ofrendas y objetos necesarios para los sacrificios.

Hoy he cogido el sofá de dos plazas de color verde de mi salón y le he puesto ruedas en las cuatro patas.
Lo he bajado a la calle y lo he llevado de paseo por las calles del barrio. En una esquina amplia he parado y me he sentado a mirar. A mirar lo que pasaba delante de mí.

El sofá es cómodo. Hoy lo siento más cómodo que otros días. Es confortable.

Seguir leyendo “El Sofá Confortable Y La Canéfora”