Día 2 – Jirafas Y Otros Animales

Llevo horas y horas caminando entre la niebla roja. La niebla espesa que no me deja ver ni el suelo. No sé por dónde camino, tampoco lo siento en mis pies. Parece que camino suspendido en el aire.
Quizás ni siquiera me estoy moviendo, no sé. No lo sé. ¡No lo sé!

“No sé dónde mirar” – dice Monica Vitti en Il Deserto Rosso de Antonioni

Niebla espesa de un rojo que desvanece cuando empiezo a escuchar murmuro, ruidos, sonidos que se van acercando y que van consolidándose en palabras.

– Mira. Este no lo conozco de nada.
– A mí no me suena haberlo visto nunca por la ciudad

Escucho la conversación a mi lado.

– ¿Quién hay ahí? ¿dónde estoy? ¿quiénes sois? ¡Tengo miedo!
– Somos Rut y Rot y estas en nuestra ciudad. ¿Y tú? ¿Quién eres tú? Como tú no hay nadie en toda la ciudad,
– Pero ¿Cómo me veis? ¡Si yo os veo! No veo nada.
– Pues aquí, mirándote.

Miro a todos los lados. Miro arriba. ¡Y ahí están! 2 cabezas de Jirafa mirándome y hablándome.
La niebla está bajando rápidamente y despareciendo, y me encuentro en medio de un cruce de calle de una ciudad en plena actividad. Todo tipo de animales circulan con sus bolsas, los carros de compra, en bicicleta. Todos caminando a dos patas, como las jirafas.
Un cocodrilo viene corriendo hacia donde estoy, me asusta un poco, me aparta con un pequeño empujón –¡Perdón!- me dice, y sigue hasta el autobús que hay en la parada. Sube mientras me saluda con la mano y el autobús descapotable se aleja. En el interior veo una melena de león, una cebra, dos cuernos, diría que de toro y ya no puedo ver más.

En una terraza de bar un perro toma un café con la mirada abstraída, un reno y una lagartija se cogen las patas mientras se besan con los ojos cerrados, una cabra, un jabalí y una serpiente discuten sobre las últimas normas de civismo que ha impuesto el gobierno de ciudad.
Por la acera pasa una cebra con un montón de diarios en la pata -¡Bornie Herald Tribune! ¡Bornie Herald Tribune!-

– Te notamos muy cansado ¿quieres venir a casa a descansar? Tenemos habitación de invitados –me dice Rot.

Asiento con la cabeza y les sigo hasta un edificio cercano, muy alto, muy alto.

FullSizeRender(20)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s