Día 8 – Un Café Con Soledad

La madre de Paúl, Soledad, lo ha castigado el fin de semana sin salir por el regalo de la lagartija.

Al anochecer han venido los amigos de Soledad a tomar café.

– Estar solo… sentirse solo… es muy diferente lo uno de lo otro – opina Soledad.

Juanito opina que lo mismo le da, estar solo o sentirse solo, pero que en realidad ambas cosas le están bien, pues en su carácter totalmente introvertido y masoquista reconocía que hasta se lo pasaba bien y lo disfrutaba.

Eulalia lo diferencia mucho. Para ella estar sola lo compara con la época en que realmente se desprendió de sus padres hasta encontrar un compañero para el resto de sus días. En cambio sentirse sola sería indudablemente si se quedara soltera para siempre. Eulalia dijo repetidamente que no lo había pensado mucho y que no lo tenía demasiado claro pero que le parecía un buen ejemplo.

Andrés dice que todo esto son ganas de darle la vuelta a lo mismo y complicarnos la vida. –Ya sales con una de las tuyas- salta alguien.
Nos ha puesto el clásico ejemplo de siempre: su padre.
Su padre nunca se había sentido solo. Andrés lo recuerda en la fábrica que tenía rodeado de los Jefes de Departamento y de los encargados de talleres. Todos le rodeaban y todos eran amables con él y se les ofrecían para cualquier cosa que necesitara. En las oficinas, los gerentes y administrativos tampoco le dejaban solo nunca y siempre a su servicio.
Andrés dice que su padre ansiaba desesperadamente encontrase solo, aunque fuera un instante, pero no lo conseguía.
Los amigos no le dejaban respirar, apenas le quedaba tiempo para su familia y eso que empezando por la madre de Andrés y los hijos no le abandonaban en ningún instante, todos estaba solícitos por él.
Andrés cree que su padre nunca se sintió solo, su exceso de dinero no se lo permitía.

Todos opinan del padre de Andrés que seguramente nunca estuvo solo pero que seguramente se encontró solo muchas veces.

– Estáis confundidos – finaliza Andrés.

Maite insiste en exponer su caso, de su padre, que es completamente al revés.
Su padre estaba solo totalmente.
Sus dieciséis horas de trabajo diario para dar sustento a la familia apenas le dio tiempo para nada más que trabajar.
Su madre, para poder atender a los cinco hijos, acababa el día agotada y apenas se comunicaba con su marido.
La escasez de dinero, el exceso de trabajo, la angustia de falta de tiempo y la poca esperanza de mejorar la tenía exhausta. Ella no estaba nunca sola pero se sentía sola siempre.
El padre, en cambio, siempre estuvo muy solo pero no se sentía solo.
Maite recuerda un domingo, después de comer, que se quedó al lado de su padre y le preguntó
– papá, ¿te sientes muy solo? –
Y le contestó de inmediato y convencido
– ¡No! No hija mía, realmente siempre estoy muy solo, pero desde que os tengo a vosotros nunca me he sentido solo, porque estáis en mi pensamiento, en mi forma de hacer. Y esto hace imposible que alguna vez me sienta solo.
A Maite le cae una lágrima. Y sigue recordando. Recuerda el día que su padre se quedó en el taller acabando de reparar una máquina, solo. Al día siguiente lo encontraron debajo de la máquina que le cayó encima, muerto.
El padre de Maite se murió solo pero seguramente estaban sus hijos en su mente y no se sentía en absoluto solo.
Y en este momento Mayte nos confiesa con lágrimas,

– Realmente ni yo ni mis hermanos queríamos demasiado a nuestro padre. La poca frecuencia con que lo veíamos, lo poco que estábamos con él… Para nosotros lo teníamos como una pieza importante del hogar, como una necesidad lógica de que existiera.
Incluso nos quería tanto que cuando estaba con nosotros intentaba no molestarnos, no influirnos, no contradecirnos, eso le atemorizaba. Sufría pensando que no nos podía dar todo lo que nosotros queríamos. Y esto le creaba un gran complejo que traducía en bondad y silencio.

El café de Soledad acabó aquí.

FullSizeRender(26)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s