Día 17 – Llamadas Que No Quiero

Estos viajes son de olvidos y del yo andante.No hay memoria real.

No hay sentimientos del yo estático.

Dormí en el hostal donde tomé mis copas de vino. Una con Javier.

A la mañana me han llamado. Me han localizado.

No hay buenas noticias.

Me he quedado todo el día en la terraza del bar.

Copas de vino.

Vinieron los ñu a saludarme.

Cansancios tristes del centro del estado.

Viajo para salir de mi gravedad.

Pero hoy canto por Battiato.

Busco un centro de gravedad permanente que no varíe lo que ahora pienso de las cosas, de la gente, yo necesito un centro di gravità permanente che non mi faccia mai cambiare idea sulle cose, sulla gente.

Over and over again

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s