Día 19 – La Villabesa

El conductor del autobús me corta el billete y me da un beso en la boca.

He venido a la parada de autobuses del lugar. Y está repleto de autocares de línea que salen todos a la misma hora pero a lugares diferentes.
Son los autobuses que llevan de una villa a otra sin informarte a cuál te lleva.

Hay suficiente gente por los andenes como para llenar todos los autocares que hay en la estación. Todos buscan su autobús preferido. Lo importante no es donde va, lo importante es lo que pasa en el interior.

No solo me ha besado a mí. Lo ha hecho a todos los pasajeros que han subido al mismo autocar.
Cada uno escoge el asiento que quiere.

La Villabesa se divide en diferentes secciones.

En las primeras filas los pasajeros que se encuentran tendrán un viaje amoroso entre ellos, a su placer.
Se acostumbra empezar por la presentación y por mirarse a los ojos. Sabes que será, en cualquier caso, tu compañero de viaje.
Los primeros besos no tardan, nunca sabes si la Villa de destino está cerca o lejos.
Se acostumbra a hablar poco, las decepciones serían abundantes. No gusta escuchar lo que no te apetece.

En las mesas centrales, donde pueden sentarse cuatro personas alrededor de la mesa, se empieza conociendo y amando a la persona que tienes a tu lado. Tiene la ventaja o el plus que mientras puedes ver la pareja de enfrente en el mismo trajín.
Al cabo de un rato las cuatro personas se plantean cambios de pareja durante el viaje.

A mí, como no, me ha tocado el asiento central de la fila de atrás de cinco asientos.
El asiento de atrás es para el poliamor.
Las cinco personas compartimos nuestros amores, generalmente hemos respetado el juego por parejas, intercambiándonos todas diversas veces. Alguno dormía a ratos. A otros ha habido algún trio que hemos decidido no repetirlo demasiado. Los celos aumentan durante los tríos.
Hemos planteado como va a ser nuestra casa. Veremos una montaña por donde marchará el sol. Un rio al lado de un árbol. Y con un hogar de leña que siempre estará encendido y humeando por la chimenea.
Hemos decidido quien se dedicará de la educación de nuestros hijos. Y de como organizaremos las faenas.

El aroma de amor llena todo el autobús.

Villacoop es el autocar de los que intercambian economías solidarias y responsables.
Villabronca esel autocar donde se discute de cualquier tema que alguno proponga.
Villafórum es donde se hacen sesudos análisis de films.
Villaoke es el autocar de los que quieren cantar.
Villasamblea es donde se plantean todos los recorridos que se puede hacer en cada momento de la ruta y se vota, siendo válida la más votada.
Villaclínic es para personas hipocondríacas que se explican las dolencias entre ellas. A la vez que descubren nuevas enfermedades que sufrir.
Villadoc es para los que quieren jugar a médicos y enfermos durante el viaje.
Villaonan para los que no quieren tener nadie al lado ni relacionarse y viajan en asientos individuales
Villasplicito con sillas reclinables para los que quieren tener sexo.
Villailuso para los que se creen, equivocadamente, que llegaran.
Villaviciosa para las personas que creen, equivocadamente, que lo conseguirán.

Villabesa es el autocar del amor.

FullSizeRender(36)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s