Día 27 – Magnicidio

Tras el largo pasillo una luz brillante

Desde el exterior de la villa del miedo he podido coger un pequeño avión para pocos pasajeros.
Está preparado para la salida de paracaidistas por la parte trasera del avión.

Viajo solo con una oronda persona, muy dorada toda ella ya que va cargado de oro en sus manos, en su cuello y donde haya cabida.

Al ir solo se ha sentado frente mío buscando conversación.

Es el gobernador de la ciudad que acabo de sufrir.

Un déspota que disfruta con el temor de los habitantes. El temor de ellos es el poder de él.

Todos los habitantes trabajan en empresas que son de su propiedad.

Se honra de no tener policía. Los cocodrilos en forma de cuerpo de control sobre la población son invento de su abuelo.

Su familia lleva seis generaciones gobernando la ciudad.
Él lleva pocos meses en el poder tras la muerte súbita de su padre.
No tiene hijos aún.

Ahora viaja a visitar una familia poderosa de mucho más allá para intentar contraer matrimonio con la hija y tener descendencia pensando en el futuro de la villa.

Todo el viaje solo habla él de él.
No ha tenido ningún interés sobre mí.

– Bueno. Yo ya me bajo aquí. – me dice tras mirar por la ventanilla – Yo me bajo en paracaídas, evidentemente.

Se coloca el paracaídas mientras yo miro la cabina de mando y veo a través del gran ventanal delantero.

– Mucho gusto señor – me dice mientras me alarga la mano.
– ¿Sabe? Usted es un cabrón y no se merece en ninguno de los casos vivir.
– Usted lo que tiene es una envidia tremenda de mi vida.

Saca su móvil y empieza a enseñarme fotos de sus propiedades por todo el planeta. Las fotos de sus coches. Las fotos de sus celebraciones con grandes festejos.

Yo las miro con atención especial y preguntándole detalles de cada una de esas fotos. Y él me responde a todas mis preguntas.

– ¡Ve como me tiene envidia! Le perdono sus insultos, es lo que tenemos las personas nobles.

Yo callado ya ni le miro.

Se acerca a la puerta trasera, la abre y se tira.

A los cinco segundos exactos las ruedas del avión tocan suelo.

Anuncios

Un comentario en “Día 27 – Magnicidio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s