Día 24 – Receso En El Viaje

Mi ser en silencio
Gritos en sueños
Susurros que se escurren de las manos.

El dolor me está venciendo.

Parada del viaje por unos instantes.

FullSizeRender(40)

Anuncios

Día 23 – Feliciano Y El Sexo Con Soledad

Tomando un aperitivo con Yord.

Por la ciudad me habían hablado de él porque sabe muchas historias de la villa. Me han regalado una foto para localizarle. En la coctelería lo encontré.
Me explica la historia de un amigo de la familia, Feliciano.
Lo escribo literalmente mientras me lo explica Yord.

“Hace tiempo que sucedió.
Feliciano ya no podía resistir tanta soledad; estaba realmente agotado de tanta soledad; quería escapar, evadirse de la soledad, pero no podía; sus sueños le perturbaban pensando en la soledad; sus días se acortaban en aquella inmersión de la soledad; sus ideas no coordinaban ante la soledad y sus deseos se desvanecían frente a la soledad…

Seguir leyendo “Día 23 – Feliciano Y El Sexo Con Soledad”

Día 22 – La Sopa De Letras Y Sócrates

El silencio de la Ciudad es absoluto.

Y en la calle las personas caminan de un lado para otro. Con prisa, con el rumbo fijo. Y sin un ruido que salga de su caminar y su hacer.

Creo como estar sordo.

La gente compra y paga sin comunicación alguna. Todos saben lo que compran y lo que han de pagar.

Es muy, demasiado, inquietante, y no se estar de esta forma.
Pero ahora estoy aquí.
Y tengo hambre.

Seguir leyendo “Día 22 – La Sopa De Letras Y Sócrates”

Día 21 – Ciudad De Las Tapias Y Los Colores

Escogiendo derecha o izquierda continuamente.

El autobús nos deja en un cruce de cuatro calles.
El autobús se aleja y me miro las cuatro calles. Las cuatro tienen un alto edificio a la derecha y uno igual de alto a la izquierda. Cada edificio de un color diferente. Al fondo una tapia.
Calles sin salida.

¿Calles sin salida?

Seguir leyendo “Día 21 – Ciudad De Las Tapias Y Los Colores”

Día 20 – El Día Con Mercedes

Hoy estoy con Mercedes, tiene 82 años y es feliz. A mí me parecen difíciles las dos cosas. Llegar a los 80 y ser feliz.
Mercedes es la madre de todos, de los tres hijos, de los nietos, de los sobrinos, de los hermanos. De todos.

Igual que hizo su madre, la Agripina, que era la madre de todos, pero marchó muy pronto, demasiado.

Su marido, Jorge, como Agripina, también marchó demasiado pronto.

Y ella que era muy independiente, o esto se creía, se encontró el vacío de lo que realmente no controlaba.

Seguir leyendo “Día 20 – El Día Con Mercedes”

Día 19 – La Villabesa

El conductor del autobús me corta el billete y me da un beso en la boca.

He venido a la parada de autobuses del lugar. Y está repleto de autocares de línea que salen todos a la misma hora pero a lugares diferentes.
Son los autobuses que llevan de una villa a otra sin informarte a cuál te lleva.

Hay suficiente gente por los andenes como para llenar todos los autocares que hay en la estación. Todos buscan su autobús preferido. Lo importante no es donde va, lo importante es lo que pasa en el interior.

No solo me ha besado a mí. Lo ha hecho a todos los pasajeros que han subido al mismo autocar.
Cada uno escoge el asiento que quiere.

La Villabesa se divide en diferentes secciones.

Seguir leyendo “Día 19 – La Villabesa”

Día 18 – Lágrimas De Rosado

Una copa de rosado.

Un brindis en solitario.

Hace muchos años una noche me puse a mirar el cielo.

Un cielo estrellado como nunca había visto antes. Un cielo realmente blanco de estrellas.
Y planetas.

Me gustaba y me gusta mirar al cielo.
Con las estrellas puedes hacer dibujos. Es como las nubes. Puedes dibujar lo que quieras imaginar.

Seguir leyendo “Día 18 – Lágrimas De Rosado”